Acerca del Dr. Adrián Rogers

Conocido por su capacidad única de simplificar la verdad profunda para que ésta pueda aplicarse a la vida diaria, el Dr. Adrián Rogers fue uno de los predicadores más efectivos, respetado maestro bíblico y líder cristiano de nuestro tiempo.

Por más de cincuenta años, con su celo evangelístico y su compromiso inquebrantable con la Palabra de Dios, presentó consistentemente las Buenas Nuevas de Jesucristo con fuerte convicción, compasión e integridad.

El pastor Adrián Rogers fue un devoto hombre de familia: esposo de Joyce ―la novia de su adolescencia―, padre de cuatro hijos, abuelo de nueve nietos, y bisabuelo. De todos estos logros, el Dr. Rogers siempre decía que su más grande gozo estaba centrado en su relación con Jesucristo, su esposa, su familia e iglesia que pastoreó. De todos los homenajes y premios recibidos, el trofeo que él atesoró más fue el que le entregaron sus hijos, durante una celebración del Día del Padre, proclamándole “El padre más grande del mundo”.

Bajo su liderazgo, la Iglesia Bautista Bellevue en Memphis, Tennessee, creció de 9.000 miembros a más de 29.000 cuando se jubiló en 2005. Asimismo, el Dr. Adrián Rogers fue un líder en su denominación; sirvió tres veces como Presidente de la Convención Bautista del Sur.

La bendición de Dios sobre el ministerio del pastor Adrián Rogers se hizo aún más evidente con el nacimiento del Ministerio “Love Worth Finding” en 1987, siendo el Dr. Rogers el fundador y maestro bíblico. EL AMOR QUE VALE, programación en español, inició en 1996.

El sol nunca se pone sobre este ministerio internacional de medios que está disponible mundialmente en radio, televisión e Internet. En 2003, el Dr. Rogers fue honrado al incluírsele en el prestigioso Salón de la Fama de la “Asociación Nacional de Comunicadores Cristianos” (National Religious Broadcasters).

El Dr. Rogers fue muy activo en el liderazgo estadounidense, y fue consultado personalmente por presidentes de los Estados Unidos. Y más allá de su influencia estadounidense él predicó la verdad de Dios internacionalmente en Taiwán, Corea del Sur, Israel, Rusia, Rumania, Centro y Sur América.

A pesar de que el Señor lo llamó a su hogar en el 2005, la verdad bíblica clara y perdurable presentada en sus mensajes aún llega a más de 150 países alrededor del mundo y transformando vidas diariamente.