Welcome, Guest. We're glad you're here.

Septiembre 2

ESCRITURA:
“Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén” (Mateo 6:13).

TESORO BÍBLICO:
Mike Kolen, quien jugó fútbol americano con el equipo de los Delfines, de Miami, una vez contó la siguiente historia: “Cuando me gradué de la Universidad de Auburn, el entrenador Shug Jordan me pidió que buscara talentosos jugadores para él. Yo le dije: ‘Está bien, entrenador. ¿Qué clase de jugadores necesita?’ Y él respondió: ‘¿Has visto a jugadores que cuando los tumban, allí se quedan?’ ‘Sí, los he visto.’ ‘Bueno, es la clase de jugadores que no necesito. ¿Has visto a jugadores que no importa cuántas veces los tumben, se vuelven a levantar?’ ‘¡Sí! ¿Son esos son los jugadores que quiere?’ ‘No. Yo quiero al jugador que siempre los tumba’.”

Estamos agradecido que el Señor Jesús nos levanta cuando estamos caídos, tumbados. Pero, ¿no le gustaría a usted tumbar al diablo, para variar? Puede hacerlo, si aprende a orar: “Señor, no me dejes caer en tentación, mas líbrame del mal.”

PUNTO DE ACCIÓN:
¿Cuál es su más grande tentación? ¿El chisme, el alcohol, las drogas, la lujuria, el poder?

Amigo, cualquiera que sea su lucha, no salga hacia el mundo hoy sin orar, primero, Mateo 6:9-13.