Welcome, Guest. We're glad you're here.

Octubre 20

ESCRITURA:
“Esta ha hecho lo que podía; porque se ha anticipado a ungir mi cuerpo para la sepultura” (Marcos 14:8).

TESORO BÍBLICO:
María amaba tanto a Jesús que ella dio todo lo que poseía. Ella no vertió un poquito de perfume para ungirle, ella lo derramó todo (Véase 14:3-9). Ella no pudo volver a colocar el perfume en la botella. ¡Ella la rompió! Quizás era su herencia o su ajuar. Ella no guardó nada para tiempos de escasez o para su jubilación. La mayoría de nosotros hubiéramos dicho: “Señor, quisiera darte un poquito de este perfume. Me costo el salario anual completo, así que no puedo dártelo todo. Pero, quiero que tengas un poco para demostrarte cuánto te amo.”

PUNTO DE ACCIÓN:
¿Le habla esto a su corazón tanto como habla al mío? Confiese: “Señor, no estoy dispuesto a quebrar el vaso de alabastro. Perdóname. Capacítame para darte todo. Heme aquí. Toma todo mi ser.”