Welcome, Guest. We're glad you're here.

Octubre 10

ESCRITURA:
“Te amo, oh Jehová, fortaleza mía” (Salmo 18:1).

TESORO BÍBLICO:
¿Ha tratado alguna vez de quitarle un hueso a un perro? No es muy fácil, amenos que tenga algo mejor para él. Trate de ofrecerle carne y ese perro botará su hueso como un mal hábito. Asimismo, el escritor del Libro de Hebreos trata de motivar a los judíos mesiánicos o creyentes que tenían la tendencia de aferrarse a las viejas costumbres del Antiguo Testamento, a dejar el hueso seco de las ceremonias y fiestas por los deleites del Señor Jesucristo. Es una lección que todos debemos apropiar en nuestras vidas. Puede llegar a ser cómodo para nosotros aferrarnos a nuestras tradiciones, en lugar de tratar algo nuevo. Sin embargo amigo, no existe nada, ni nadie que se pueda comparar con Jesús. Usted puede aprender a amar a Jesús mejor, pero nunca amará nada mejor que la persona del Señor Jesús.

PUNTO DE ACCIÓN:
Por favor lea Juan 20:31: ¿Qué significa para que “tengáis vida en su nombre”? Medite en Apocalipsis 19:13-16.