Welcome, Guest. We're glad you're here.

Noviembre 15

ESCRITURA:
“Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. Y nosotros hemos creído y conocemos que Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente” (Juan 6:68-69).

TESORO BÍBLICO:
¿Alguna vez ha pensado por qué los creyentes fueron tan perseguidos en los días del gobierno liberal romano? Los romanos no persiguieron a otros grupos religiosos, sólo a los cristianos. ¿Por qué persiguieron a los creyentes? Porque los creyentes proclamaban a Jesús como Señor y no a César. Los romanos eran una nación politeísta, incluso construyeron el Partenón, que fue un templo dedicado a todos los dioses que la antigua Roma adoraba. Cuando ellos subyugaban y conquistaban una nación, ellos les permitían conservar sus dioses ―por lo menos bajo una condición― que recordaran que César era señor. Al adoptar el mundo el sincretismo más y más, dirigiéndose hacia un régimen mundial, los hombres y las mujeres que testifican que Jesús es el verdadero Señor serán perseguidos. ¿Proclamará usted que Jesús es Señor, pase lo que pase?

PUNTO DE ACCIÓN:
Compre una Biblia esta semana con el sólo propósito de obsequiarla. Luego, pídale a Dios que encuentre a esa persona especial para dársela.