Marzo 17

ESCRITURA: 

“Porque por fe andamos, no por vista” (2 Corintios 5:7).

TESORO BÍBLICO:
En el capítulo 4 de Juan, leemos la historia de un hombre noble que tenía un hijo enfermo, y sin embargo Jesús escogió no ir hasta donde estaba el hijo enfermo para sanarlo. En otras ocasiones, Jesús fue y puso sus manos en los enfermos y los sanaba. ¿Por qué no hizo así esta vez? Creo que Él no fue para beneficio nuestro. Hay muchos de nosotros hoy en día que pensamos que “si tan solo tuviésemos la presencia física de Jesús, entonces tendríamos sus bendiciones. Asimismo decimos: “¡Ah, si yo hubiera vivido en ese tiempo!”, o “¿No será maravilloso cuando Jesús regrese?” No tenemos que vivir en el pasado ni en el futuro, puesto que poseemos su Palabra. Ésta es tan real y poderosa como si Jesús mismo estuviera aquí, en la carne. La distancia no hace ninguna diferencia.

PUNTO DE ACCIÓN:
¿Qué es lo que usted está esperando para dar el paso de fe? Bien se ha dicho: “Cuando usted no pueda ver Su mano, confíe en Su corazón.” Lea Colosenses 1:9-14

Este devocional procede de los mensajes del Dr. Adrián Rogers del Ministerio EL AMOR QUE VALE www.elamorquevale.org &nb... gratuitamente en: http://www.oneplace.com/ministries/el-amor-que-vale/listen/broadcast-archives.html

Véanos en línea en http://www.lightsource.com/ministry/el-amor-que-vale/

Prohibida toda reproducción para la venta. Prohibida la producción o reproducción de los materiales de EL AMOR QUE VALE en video o audio.