Bringing people to Christ
and maturing them in faith

InicioDescúbra A JesusFortalezca Su FeSu Ofrenda de AmorAcerca De EAQV

¿Desea recibir nuestros Devocionales diarios por correo electrónico? Visite OnePlace.com provea su correo o “e-mail address” y pulse “sign up” o subscríbase.

Administrador de página web, posee PERMISO para PUBLICAR el ENLACE (“link”) de los devocionales diarios de EL AMOR QUE VALE: http://www.lwf.org/devocionales Este EFECTIVO método lleva a sus lectores directamente a los más recientes, sin necesidad de personal para programarlos.

Junio 11

ESCRITURA:
“Y Él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, Él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia” (Colosenses 1:18).

TESORO BÍBLICO:
Hay dos comienzos en la creación: el primero ocurrió cuando Dios creó los cielos y la tierra. Cuando Dios creó el primer comienzo, Él habló, y sin más esfuerzo, de sus dedos salió este vasto e inconmensurable universo. ¡Qué sencillo fue para Dios crear este universo! El segundo comienzo es cuando su criatura, el hombre, se vuelve una nueva creación en Cristo (vea 2 Corintios 5:17). Cuando Dios nos reconcilió por medio de su Hijo, se requirió cada gota de su sangre. No había ninguna otra manera de ser salvo, aparte de la muerte de Jesús, el sacrificio perfecto.

PUNTO DE ACCIÓN:
¿Qué significa que Dios tenga preeminencia en su vida? Si usted le preguntara a su vecino si Dios tiene preeminencia en su vida, ¿qué cree usted que diría? Más aún: ¿saben ellos que Él es el Señor de su vida? Si no lo saben, ¿por qué no?