Welcome, Guest. We're glad you're here.

Diciembre 3

ESCRITURA:
“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo” (Efesios 1:3).

TESORO BÍBLICO:
Una vez estuve con un predicador, quien me llevó a un sector privilegiado de su ciudad donde había muchas mansiones extravagantes. Yo le dije: “Oh, son hermosas, pero debería ver la que mi hermano tiene.” Y él me preguntó: “¿Tiene Él algo más hermoso que esto?” Le contesté que sí, y comencé a decirle algo más acerca del asunto. Finalmente, rompí el suspenso y le expliqué: “El nombre de mi hermano es Jesús, y Él es rico en propiedades y casas. De hecho, ¡Él está preparando un extraordinario lugar para nosotros!” Mi amigo (a), si usted es un hijo (a) en la familia de Dios, Él está preparando para usted también un lugar en la gloria. Usted es coheredero con Jesús. Por lo tanto, ¡actúe como un hijo (a) del Rey!

PUNTO DE ACCIÓN:
Escriba las siguientes palabras en un pedazo de papel: “Soy un hijo (a) del Rey. ¿Qué es lo que Él quiere que haga en esta situación?” Lleve ese papel con usted. Haga algunas copias. Ponga una en su escritorio en el trabajo; otra en el panel de instrumentos en su carro; pegue otra en su agenda personal. Ahora, ¡vea cómo la Verdad de Dios cambia su vida!