Agosto 30

ESCRITURA:

«Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda» (Juan 5:8).


TESORO BÍBLICO:

En los evangelios leemos acerca de un hombre que por 38 años languideció junto a un estanque, con la esperanza de que alguien lo metiera en ese estanque cuando las aguas se agitaban, para poder sanarse (vea Juan 5:1-9). Él esperaba su turno, pero siempre alguien se le ponía al frente. ¿Cuál fue la respuesta de Jesús? «Hijo, no tienes que esperar turno. “Levántate, toma tu lecho, y anda”».

Suponga que un hombre haya estado esperando su turno, por 38 años, para comprar entradas para ver la Copa Mundial de fútbol, y un amigo viene y le dice: «Tengo dos entradas para asientos de primera. ¡Te invito!».

Si se sale de la línea, está poniendo toda su confianza en las palabras de su amigo quien le asegura tener asientos preferenciales. ¿Sabe lo que muchos haríamos? Queremos hacer provisión para nuestra carne, queremos mantener nuestro puesto en la línea. Jesús dice: «DEJA TODO ATRÁS».


PUNTO DE ACCIÓN:

¿A qué se está aferrando en su vida, que Dios quisiera que renuncie, para que pueda vivir la vida por la cual Él murió para dársela? ¿No se le ocurre nada? Tal vez no hay nada, por aquello de las dudas, ¿por qué no pasa unos minutitos a solas con Dios, hablando al respecto?

*Este devocional procede de los mensajes del Dr. Adrián Rogers del Ministerio EL AMOR QUE VALE. Escúchenos y véanos en inglés en www.LWF.org y en ESPAÑOL en www.elamorquevale.org

Con la aplicación o “App” de Love Worth Finding Ministries (My LWF) en su teléfono, ESCUCHE en AUDIO las enseñanzas diarias en inglés y en ESPAÑOL.

Prohibida toda reproducción para la venta. Prohibida la producción o reproducción de los materiales de EL AMOR QUE VALE en video o audio.