Welcome, Guest. We're glad you're here.

Agosto 20

ESCRITURA:
“Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios” (2 Corintios 7:1).

TESORO BÍBLICO:
Satanás engaña a mucha gente hoy en día, haciéndoles pensar que se convertirán en fanáticos religiosos si vivieran una vida santa. Quieren saber cuán cerca del mundo pueden vivir; y pudiera ser que no quieran beber necesariamente, pero se van al bar, para estar con los amigos, y piden una “Ginger Ale” para que nadie note la diferencia.

¿Por qué simplemente no pueden ser santos? ¿Por qué sencillamente no presentan un testimonio firme por Jesucristo? Yo creo que Jesucristo preferiría tenernos en el lado equivocado de la cerca, ¡que sentados en la cerca! Él lo afirma en Apocalipsis 3:15 y 16: “Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.”

PUNTO DE ACCIÓN:
Abrase usted mismo a rendir cuentas. Pídale a Dios que le guíe hacia un creyente ante quien usted sea responsable de los lugares a donde va, la gente con quien pasa su tiempo, la manera en que usa su dinero. Haga un pacto con esa persona, a fin de que usted esté limpio “de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios” (2 Corintios 7).