Welcome, Guest. We're glad you're here.

Agosto 19

ESCRITURA:
“Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana” (Isaías 1:18).

TESORO BÍBLICO:
Años atrás el pastor Rogers leyó acerca de unos bomberos en el Fuerte Dix que estaban tratando de apagar un incendio. Pronto se vieron rodeados por el fuego, y sin ninguna ruta de escape. De manera inesperada un avión sobrevoló por encima de donde ellos estaban, dejando caer notas informándoles que aunque estaban rodeados por el fuego, sin embargo había un muy estrecho sendero, libre de llamas. Y les daban las instrucciones de cómo encontrarlo. Los bomberos así lo hicieron y lograron escapar. Ellos, a nivel del suelo, no podían ver el sendero, pero los pilotos, sí. Menos mal que esos bomberos no cuestionaron la autenticidad o confiabilidad de las notas, y por eso pudieron salvarse.

¡Qué cuadro de nuestra sociedad hoy! Estamos en un fiero incendio de dificultades y en un infierno de problemas. Dios, desde el cielo, nos da precisas instrucciones para que escapemos, para que salvemos nuestras vidas. Amigo (a), ¿qué hará usted?

PUNTO DE ACCIÓN:
Salmos 19:2 y 90:8 nos dicen que tenemos faltas “secretas, ocultas.” Eclesiastés 12:14 que “Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala”. Confiésele a Dios que usted no sabe todas las formas en que ha pecado contra Él. Pídale que le revele sus faltas secretas, para que pueda confesarlas y ser limpio.