Welcome, Guest. We're glad you're here.

7 De Septiembre

ESCRITURA:

Primera Juan 5:3: “Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos.”

TESORO BÍBLICO:

La sumisión es un término que ha sido lamentablemente distorsionado porque hay hombres que han usado esta palabra como un arma para lastimar a sus esposas en lugar de usarla como una herramienta para construir su hogar. Cuando Dios le dice a la esposa que se someta a su esposo, Él a su vez le manda al esposo amar a su esposa. (Efesios 5:22-25). Cuando Dios le dice a los hijos que obedezcan a sus padres, Él también instruye a los padres a “no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor” (Efesios 6:4). Cuando el Señor le manda que se someta a Él, es por su bien (Santiago 4:7). Jesús es la cabeza de la iglesia y Él nos dirige por amor. Igualmente debería serlo en el hogar.

PUNTO DE ACCIÓN:

Dialogue el principio de la sumisión con su familia y amigos esta semana. Compare el contraste entre lo que el mundo dice que significa la sumisión, y lo que Dios anhela de nosotros.