26 De Febrero

ESCRITURA:

Primera Juan 2:5: “Pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en Él.”

TESORO BÍBLICO:

La palabra “guarda” en 1 Juan se deriva de una palabra que los marineros usaban hace muchos años referente a la práctica de establecer su curso “guardando” las estrellas. Esto no significa, por supuesto, que un marinero no perdiera su curso con los fuertes vientos o timoneara más allá de lo trazado. Ni que se durmiera al timón o se distrajera, ni que de alguna forma no mantuviese a la perfección su carta hidrográfica. Pero la meta, la aspiración, el deseo, y el principio determinante en la vida de ese marinero eran las estrellas. Sabía que en ellas, él podía encontrar la dirección de su destino. De igual manera, Juan nos dice que los mandamientos de Dios deben ser la norma por la cual usted y yo trazamos nuestros cursos en la vida.

PUNTO DE ACCIÓN:

¿Qué determina sus pasos hoy? ¿La Palabra de Dios? ¿O su propia palabra?

Este devocional procede de los mensajes del Dr. Adrián Rogers del Ministerio EL AMOR QUE VALE www.elamorquevale.org

Escúchenos en: http://www.oneplace.com/ministries/el-amor-que-vale/listen/broadcast-archives.html

Véanos en http://www.lightsource.com/ministry/el-amor-que-vale/

Prohibida toda reproducción para la venta. Prohibida la producción o reproducción de los materiales de EL AMOR QUE VALE en video o audio.