14 De Noviembre

ESCRITURA:

Mateo 5:4: “Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.”

TESORO BÍBLICO:

Nosotros hemos hecho todo lo posible para no sentir ningún dolor. Tenemos psicólogos que adormecen nuestra neurosis. Consejeros que nos absuelven de culpa. Doctores que calman nuestro dolor. Agentes de seguros que remueven nuestras preocupaciones. E incluso en la muerte tenemos la funeraria que trata de embellecer la muerte para nosotros. Con todo, Jesús era un varón de dolores. Él vio el pecado a su derredor y éste quebrantó su corazón. En Mateo 23:34-39, leemos cómo Jesús sufrió por Jerusalén y la destrucción que el pecado forjó en los corazones de los hombres.

PUNTO DE ACCIÓN:

¿Las cosas que quebrantan el corazón de Jesús, quebrantan el suyo? ¿Están sus ojos secos, sin lágrimas, en un mundo que se dirige al infierno? Es hora de ser como Jesús.

Este devocional procede de los mensajes del Dr. Adrián Rogers del Ministerio EL AMOR QUE VALEwww.elamorquevale.org

Escúchenos en: http://www.oneplace.com/ministries/el-amor-que-vale/listen/broadcast-archives.html

Véanos en http://www.lightsource.com/ministry/el-amor-que-vale/

Prohibida toda reproducción para la venta. Prohibida la producción o reproducción de los materiales de EL AMOR QUE VALE en video o audio.